Medellín, flor de primavera

Se dice que Medellín es la ciudad de la eterna primavera. A nosotros nos encanto!

Por la calidez de su gente, por su clima, porque es una ciudad bastante organizada a nivel tráfico y transporte.

El transporte público cuenta con autobuses (micros), metro (subte), metrocable (teleférico) y las famosas escaleras eléctricas, que no sólo están súper vigilados por la policía y empresas privadas, sino que también, en el caso del metro, está súper limpio y muy bien mantenido.

La ciudad ganó en 2013 un premio a la innovación en transporte público, por encima de Tel Aviv y New York, las otras dos finalistas del concurso organizado por el diario estadounidense Wall Street Journal y Citi Group (Mas detalles en el siguiente enlace)

También cuenta con moderna arquitectura donde viven muchos centros de negocios, y una zona industrial muy desarrollada, entre cosas, pero sería un no terminar de escribir sí destacaremos las cosas buenas que tiene Medellín.

Aunque les hablaremos en detalle de todo lo que se podría hacer en esta bonita ciudad en el final de este artículo… hoy queremos hacer hincapié en algo en particular…

 

LA COMUNA 13

Medellín cuenta con 23 barrios y 16 comunas.

Puntualmente hoy queremos hablarles de una puntualmente, que a nosotros nos cautivó por su historia, por su gente, sus colores, y porque es el símbolo del cambio, de que querer es poder.

Esta es… nuestra inolvidable, Comuna 13.

Este, hoy, es uno de esos artículos que más queremos escribir. Porque su historia es imperdible, porque creemos que todo el mundo debería saber que ocurrió, y ocurre, en una de las zonas que fue el corredor predominantemente estratégico del crimen y las drogas, y que hoy por hoy esa, en gran parte, es historia pasada.

Desde nuestra humilde opinión la Comuna 13, hoy puede ser el punto más vivo, más feliz, y con una belleza única, en Medellín.

 

Un poco de historia…

En los años 80 y 90 la criminalidad y la violencia se incrementan con las alianzas del capo máximo del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, con grupos paramilitares, la E.L.N (Ejército de Liberación Nacional), y los gangsters, para dar rienda suelta al tráfico de drogas y armas.

Nos cuentan, que era de total público conocimiento que Pablo Escobar, ofrecía hasta 5 millones de pesos colombianos (más de 1500€ hoy en día) a quien matará a un policía.  Luego, se daba el “lujo” de publicarlo en los periódicos, y quienes si se negaban, podía correr la misma suerte que el director de el diario El Espectador, Guillermo Cano que se había convertido en uno de los abanderados en la lucha contra el narcotráfico y fue uno de los primeros en señalar a Pablo Escobar Gaviria, jefe del cartel de Medellín. Y que a  las 7 de la tarde del 17 de diciembre de 1986, sicarios de Escobar le dispararon a la salida del periódico, en Bogotá.

En la gran mayoría de los casos, estos asesinatos eran llevados a cabo por adolescentes,  que así emprenden un camino sin retorno hacia la violencia más brutal de esta sociedad en aquellos tiempos. En otros casos, los ajustes de cuentas, o las “supuestas” traiciones, terminaban con la misma foto. Un par de sicarios, ejecutando a alguien.

La Comuna 13 que visitamos, en el barrio de San Javier, fue una de las más marcada por esta violencia. En ella, la muerte, la extorsión, el secuestro, el desplazamiento, la tortura, y las violaciones eran la moneda corriente del día a día.

En el 93, el gobierno colombiano, y los Estados Unidos de América, se unen con un objetivo común… eliminar al capo de la droga mundial en esos momentos… Pablo Escobar. Esta unión termina con la muerte del narcotraficante más buscado del mundo.

Pero esta nefasta etapa de la historia de este país, está lejos de desaparecer.

La muerte de Pablo Escobar, engendrará la aparición de nuevos líderes criminales, que buscarán a cualquier precio hacerse con el vacío de poder que Pablo Escobar deja en este “negocio”.

Comienza entonces así, la peor pesadilla de los habitantes de la Comuna 13, entre otras del todo país.

Bandas armadas dentro de la misma comuna, fronteras invisibles, jefes de bandas con edades que apenas rondaban los 15 años en algunos casos, imponen sus reglas que desatan una matanza y prácticamente, una guerra de todos contra todos.

Casi 10 años más tarde, y con apoyo del presidente colombiano Álvaro Uribe, y su Operación Orión de “limpieza”, realizan unas 300 detenciones, liberando, en principio, el barrio de su total estado de violencia y apagando el temor de esta gente.

En algunos casos, encuentran en los allanamientos,  empresarios de la ciudad secuestrados, (se habla de unos 75) cuyo hecho se desconocía, dado que informar a la policía del secuestro, implicaba la muerte segura no solo del secuestrado, sino también, de su familia en muchos casos.

La Operación Orión fue un “éxito” de cara a la comunidad internacional,  pero esta, no es la sensación de un pueblo que conoce la historia que el gobierno no detalló.

Así, esta operación tiene un una contracara, triste… muy triste.

No sólo delincuentes fueron detenidos o abatidos. Muchos civiles fueron víctimas de esta acción armada de las fuerzas del estado, donde hubo muchos desaparecidos, civiles que sólo fueron blancos de las descontroladas ametralladoras de los helicópteros que sin pudor descargaron sus armas desde el aire cuán lluvia de municiones hacia las casas, que eran perforadas por las balas, y que en muchos casos, sus integrantes, madres tiradas en el suelo cubriendo con su cuerpo a sus hijos de estas mismas balas, solo habían cometido un “delito”, simplemente vivir en la Comuna 13.

Hoy en día,  la justicia está pendiente de dar muchas explicaciones; si algún día la dan, cosa que mucha gente duda, a familiares de desaparecidos en esta Operación Orión,  la operación contra el crimen organizado de las drogas y las armas, más grande de la historia de este país.

Muchas detenciones se realizaron sin una orden judicial. La participación de grupos paramilitares conjuntamente con las fuerzas del estado, fue más que cuestionable ya que en la gran mayoría de los casos,  eran los que “marcaban” las casas, o personas que debían ser allanadas,  o peor aún,  detenidas. De las cuales muchas de ellas jamás volvieron a sus casas.

Prueba de esto es La Escombrera, una vertedero en la zona alta de la Comuna 13, donde testigos de la Operación,  y participantes de esta, aseguran que muchas de las personas “desaparecidas” en la operación,  fueron ejecutadas, y arrojadas a una fosa común allí ubicada.

Desde la misma Comuna 13 se ve hoy en día esta zona como si fuese una cantera. Pero la realidad es mucho más siniestra. Las excavaciones que se realizaron no eran en busca de carbón, oro, o cualquier otro mineral.

Un grupo de antropólogos del país,  pero también peruanos y argentinos contratados por la justicia, fueron los encargados de identificar cientos de cuerpos, que en muchos casos, solo se podía hacer a través de documentación encontrada ahí mismo, ropa que llevaban estos “desaparecidos” el día de su “detención”, ya que la tarea era más que difícil,  dado que de estos cuerpos, solo habían pequeños trozos, dada la técnica utilizada por los ejecutores para evitar así su reconocimiento.

Escombrera Comuna 13 Medellin
Escombrera Comuna 13 Medellin

 

La justicia todavía tiene que dar muchas explicaciones de lo sucedido entre aquel 16 y 17 de agosto de 2002. Los familiares de estas víctimas todavía esperan, y buscan,  saber que paso con sus seres queridos.

 

Una vez al año, madres y familiares marchan hacia La Escombrera, en búsqueda de la verdad, vistiendo camisetas blancas con los nombres de los desaparecidos,  o portando siluetas de color negro, donde no hay un rostro, esos rostros de su gente, que desesperadamente necesita tener un final claro, una verdad de lo que pasó en aquella más que cuestionable Operación Orión,  y que muchas aseguran, debería llamarse, el mayor crimen de estado de este país.

(Si quieres saber más de la Operación Orión aquí te dejamos estos enlaces más que recomendables)

http://www.semana.com/nacion/articulo/la-foto-que-dejo-al-descubierto-los-desmanes-de-la-operacion-orion/438656-3

https://www.las2orillas.co/la-verdad-sobre-la-operacion-orion/

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Ori%C3%B3n

Si quieres ver alguna película relacionada con la violencia de la época, puedes ver estas recomendaciones que nos hicieron a nosotros: Rosario Tijeras y La Vendedora de Rosas, entre muchas otras.

 


Hoy en día este barrio luce de otros colores… miles de vivos colores de innumerables graffitis, muchos de ellos de varios artistas de la misma comunidad, del país y de diferentes puntos del mundo entero, que decoran las paredes de las casas y negocios, tapando casi, metafóricamente hablando, un pasado digno de ser pasado.


La Comuna 13, es una visita imperdible que recomendamos hacer con los guías locales del mismo barrio bajo el nombre de Zippy Tour13.

Por otro lado, ellos, también han aceptado muy amablemente tener una reunión con nosotros para que nos contarán en más detalle como ellos, sus familiares y amigos, habían vivido estas dos cara de la moneda que tiene la Comuna 13, y que nosotros encantadisimos queremos compartir con ustedes.

Aquí está pequeña reunión-entrevista en formato vídeo. Nuestro primer vídeo, y que aunque no es un documental de National Geographic, hemos realizado con mucha ilusión para poder acercarles una historia de boca de algunos de los verdaderos protagonistas de la historia.

Los invitamos a que disfruten del vídeo (24 min), que comenten, que lo compartan, y si les gusta, que le den una “ manito hacia arriba” que esto ayuda mucho.

 

Los imperdibles par los viajeros:

*Pueblito Paisa (visita)

Esta es una visita obligada, muy económica y está dentro de la ciudad.

Es subir a unos de los puntos con mejor vista de todo Medellín. Su vista panorámica de casi 360 deja apreciar desde esta réplica de un típico pueblo Antioquia (Antioquia es una de las regiones de Colombia) en la cima de una montaña es ideal para visualizar la distribución de sus barrios, contemplando su belleza, y tomar magníficas y memorables fotos.

También se puede comer si uno lo desea, ya que cuenta con numerosos puestos de comida típica,  un museo, algún restaurante y pequeñas tiendas con artesanías y souvenirs.

Vista Medellin desde Pueblito Paisa
Vista Medellin desde Pueblito Paisa

 

*Parque Arví (visita)

Una joya forestal con poca difusión.

El Paquete Regional Ecoturístico Arví se desarrolla en 1700 hectáreas de predios de Empresas Públicas de Medellín,  y son parte de las más de 8000 hectáreas de zona forestal.

Se ubica en el corregimiento de Santa Elena, al oriente de Medellín,  a unos 18 kilómetros del centro de la ciudad.

Se llega desde Medellín principalmente a través del metro y el metrocable  (https://www.metrodemedellin.gov.co/). Nosotros pagamos 2.300 COP de metro cada uno (unos 0,80€ aproximadamente). El ticket te permite moverte entre todas las estaciones.

Cuando uno llega a la estación Acevedo en el norte de la ciudad, allí hay que hacer una transferencia a la Línea K del cable, ahí mismo uno coje el metrocable hasta la estación Santo Domingo. En esta última,  se coge otro metrocable que es el que te lleva literalmente a la entrada propiamente dicho, del Parque. Esta subida dura unos 20 minutos y tiene un coste de algo más de 5000 COP (1,50€ aprox.)

Hay circuitos por el parque guiados con un costo de 4000 COP (1,20€ aprox.) o, se puede también hacer sin guías pero el mismo parque no lo aconseja porque normalmente la gente se pierde y ellos no se hacen responsables. Se pueden hacer caminando o en bicicleta. Y también cuenta con circuito Arqueológico.

Los domingos hay un mercado campesino donde se puede encontrar una gran variedad de frutas, verduras, artesanías y mas productos locales.

Lo más interesante es que cuenta con una zona de camping muy bonita, a la que se puede llegar bajando a pie, o en una buzeta  (un pequeño autobús) que cuesta 1.200 COP (0,35€)

También hay zonas de picnic con barbacoas y mesas. y a su vez cuenta con caminos indígenas.

Cabe aclarar que esto lo descubrimos solos caminando porque ninguno de las personas a las que preguntamos, supo explicar todo lo que uno puede encontrar en esta belleza de lugar en medio de la naturaleza.

Por lo que recomendamos enormemente buscar información más detallada en su web (http://parquearvi.org/)  (o incluso llamar y hablar un par de veces para ver si uno puede tener la información completa de todas las posibilidades con la que cuenta el Parque Arví.

 

Desde este lugar nos fuimos con una sensación muy rara, una sensación de “que lastima!”

Semejante riqueza natural, forestal, ecológica, y que nadie prácticamente, la promocione en la ciudad; de hecho, sólo un taxista lo nombró muy por encima.

Incluso en el mismo parque en el punto de información no supieron “vendernos” esta maravilla de lugar, donde sin duda, sabiendo de sus posibilidades, o bien informados, hubiéramos ido para quedarnos en unos de sus hoteles, hospedajes, o incluso,  hubiéramos podido acampar en su camping con la grata experiencia de acampar entre su enorme vegetación y a orillas del río.  

 

*Museo de Arte Moderno de Medellín

El MAMM es una visita que no puedes dejar pasar si hablamos de un plan cultural en la capital de Antioquia, Medellín.

Realmente ofrece una gran cantidad de actividades, y varias salas donde puedes encontrar exposiciones,  talleres, charlas, experimentos, o cine entre otras y que traen a un amplio abanico de público muy diverso.

Es su web (http://www.elmamm.org/) puedes consultar toda sus agenda cultural, como horarios, precios de entradas y otra información de interés.  

 

*El Poblado (para salir y pasear)

Este tal vez es el “mejor lugar” donde quedarse y salir en Medellín,  si buscas una zona tranquila, y con mucha movida de noche, respectivamente.

Nos sorprendió muchísimo el ambientazo de noche que hay en este lugar donde sus bares, pubs, cafeterías, pizzerías y restaurantes, no tienen nada de nada que envidiar a cualquier capital europea. Se lo aseguramos!!!

Lleno de policía, cada 50 metros, es un lugar donde se puede pasear sin problema dada la seguridad con que está turística zona de El Poblado cuenta.

Solo te queda caminar para encontrar entre un sin fin de opciones cuál es la que más te va.

 

*El Parque Explora, y Noches de cine

El Parque Explora es un gran desconocido para los turistas que visitan Medellín.  Tal vez, y bajo nuestro punto de vista, es un gran lugar para disfrutar en familia, aunque no exclusivamente. Nosotros nos divertimos con las infinitas actividades que cada espacio ofrece.

Ubicado en el barrio Sevilla, zona norte de Medellín, y con un entorno bastante seguro gracias a la gran presencia policial, el Parque Explora se encuentra junto al Jardín Botánico,  al Planetario, y es prácticamente accesible sin problema alguno desde cualquier punto de la ciudad. Se puede llegar en metro (en la estación Universidad puedes acceder desde esta misma al parque). También tiene parqueadero propio (parking), aunque alrededor hay una gran oferta también de parking.

A parte de El Planetario, que forma parte del mismo grupo del Parque Explora y que puedes acceder solo a el, o puedes exceder con un ticket “combo” que da acceso tanto al Planetario como al Parque., este gran espacio de entretenimiento y ocio es ideal para poner el cuerpo y la mente en entrenamiento.

El Parque Explora por ejemplo… Cuenta con 3 niveles en su gran superficie.

En el Nivel 1 se encuentra entre otras cosas, un Teatro, una Sala Experimental, y el Aquarium, que para nosotros es la joya de este Nivel 1, y donde podrás disfrutar de una gran cantidad de vida marina, tanto de río como de mar. No faltan los peces Payaso, Anguilas, anémonas, y un sin fin de especies.

En el Nivel 2, hay restaurantes, cajero automático,  un vicario,  una sala infantil de gran ayuda para los padres, y la tienda.

Y en el Nivel 3, están las Salas interactivas. Cuatro espacios en total, divididos en “Física Viva”, “Mente”, “Tiempo” y “En Escena”

Para ampliar información puedes visitar su web http://www.parqueexplora.org

El personal tanto del Parque como de El Planetario son muy amables y están continuamente atentos para ayudar y dar toda la información que uno requiera.

Aquí tiene la web de El Planetario (http://www.planetariomedellin.org) para más información sobre programación,  horarios, tarifas, y actividades. Un imperdible aquí es su sala Domo, donde te sumergiras en imágenes de alta calidad que garantizan una gran experiencia mientras te transportan al espacio para descubrir nuestro universo.

Y para terminar esta experiencia, puedes disfrutar de una tarde de cine al aire libre junto al Parque de los Pies Descalzos, en la explanada junto a El Planetario, donde miércoles,  viernes,  sábados, domingos y festivos, a las 7 de la tarde, proyectan un cine de gran calidad en una pantalla gigante, que seguro disfrutarás juntos a la gran oferta de comida rápida y artesanías de varios puestos que encontrarás ahí mismo.

 

 

*Plaza Botero

La Plaza Botero es un parque enorme lleno de árboles donde encontraras 23 esculturas gigantes que fueron donadas por Fernando Botero. Se encuentra frente al Museo de Antioquia en el edificio Art Deco mejor conservado de Colombia.

Esta es una zona para visitar pero con mucha precaución.

Es una lastima que siendo una zona tan importante, con tal riqueza cultural para ofrecer y que aun teniendo presencia policial sea una zona donde te aconsejamos solo llevar lo mínimo y necesario, o incluso, nada más que lo puesto… y no salir mucho más allá de los límites de la plaza en sí.

Estas son otras actividades que hemos encontrados interesantes para hacer, pero que nosotros no hemos podido por diferentes motivos, pero según recomendaciones, si tienes tiempo, pueden llegar a ser de tu interés también.

*GUATAPE

*MUSEO DEL TANGO Y BARRIO TANGUERO

*JERICÓ

*SANTA FE DE ANTIOQUIA

.. entre otras.

Esto es todo que no es poco!!!

Si quieren saber algo mas, o ampliar la info de este post, solo tienen que contactarnos y encantados les ayudaremos en todo lo que podamos.

Si les gusto el post, compártanlo con alguien que pueda estar interesado en la info, y si no estas suscrito todavía, hazlo ya desde nuestra pagina de inicio.

 

Hasta la proccioma compañeros de viaje!!!

Discover Quito in 3 days

From Colombia we went directly to Quito, taking a direct bus from Tulcan, a little town 15min away from the Colombian Border. The trip takes about 5 hours and cost 6 dollars. This is the fastest way to reach Quito from Colombia, if you cross the border via Ipiales.

Quito, capital of Ecuador, counts more than 2 230 000 inhabitants, is 60km long and 8km large. This city has a lot to offer and we will let you know why.

What to visit?

The best way to get to know the city and his history is to do a Walking Tour. Quito offer lots of Free Walking Tour mostly in the historical centre where you will be able to see all the colonial architectural beauties left by the Spanish colons. We did a great one with FREE WALKING TOUR ECUADOR. Meeting Point at Community Hostel, next to the central market, you will walk for about 2/3h and get some nice facts about the city. Little advice, try to do this tour on a Monday morning at 10:30AM and you will get to see the change of the guards on the Plaza de la Independencia, where the government palace is. Really nice ceremony to see and you may be able to see the Ecuadorian President Lenin on the balcony.

 

If you decide to go on your own, here is a list of beautiful places to visit in the historical centre:

Government Palace and Plaza de la Independencia: Visits starts at 9AM except on Mondays, 2PM, Free

 

Basilica del Voto Nacional: Costs 2$, you can reach the very top of the Basilica and have a great 360º view of Quito. If you are Ecuadorian this will cost you just a dollar.

 

Iglesia de la Campañia de Jesus: This church is probably the most breathtaking church from Quito. The reason is that walls and decoration inside the church have been done with 53,5kg of gold! You can imagine the feeling you will have entering the golden church. It costs a crazy 5$ to enter but on Sundays, this is free if you tell the person watching out the entrance that you are here to assist the mass (8AM 9AM 10:30AM)!

 

El Panecillo: This Virgen Mary on top of a hill looking like an Angel watching out for Quito’s people, is a lovely view point that you can reach by taking a taxi (2-4$). Not that you cannot reach it walking, but this is much safer that way. Many thieves are watching out tourists going up walking and all locals recommend taking a taxi. At the top you’ll have few artisanal shops, and typical food as well as the beautiful view.

 

La Ronda: This area is in fact a Street, full of bars, restaurant and workshops. This place will be empty during the day since only the workshops are open and full during the evening. Worth to go for a walk in the evening, there are always live music and lots of life.

The old city centre has lots of beautiful churches where you can enter for free such as San Francisco Church, and few nice museums like the Museum de Cera where you will be able to learn more about the history of the whole country (open at 2PM).

While we will just be telling you about the old city centre, keep in mind that Quito has as well a more modern neighbourhood right around the Avenue Amazonas with lots of shops, banks, shopping centres, and a lovely Botanic Garden. It has as well the Foch Area where party is the main purpose. If this is what you like to do, then you will find lots of disco, bars, youngsters, alcohol, and drugs.

 

Where to stay?

Accommodation in Quito is not cheap for travellers but you can find hotels, hostels or Private rooms at a good price. In the Foch Area there are many hostels, we thought this would be crazy at night and decided to stay in the old city centre. It´s quieter and we were at walking distance from everything. There are Airbnbs starting at around 12$ a night if you prefer staying at a local´s place. Otherwise the Community Hostel is great option. Starting 10$/pp in a dormitory, this place has a perfect location, awesome rooftop, it is really clean and the staff is amazingly helpful. We did not know this place until we did the Walking Tour since it was the starting point. We stayed at Hostal Latitud Ecuem, for 15$ a night for 2 people. We thought it was a good option and did not know at first that it was as well a hotel for…”short times”. But we have not been disturbed, it was descent and the staff was really helpful and nice. Average cost for accommodation is 25$ in Quito which is a huge amount for budget travellers…so try to have a look before going to Quito and do not go to creepy places.

What to eat?

Quito has a lot of options for food! You will find lots of good restaurants and some nice economical places if you are on a budget like we were. The best place to eat? The markets! The old city centre has a big closed market with a Food Patio called Mercado Central. You will eat local food, with locals, and at a local price. A nice dish with chorizo, meat, eggs, beetroots, lettuce, and mashed potato would be costing you 2,50$ while a typical Locro (potato soup with cheese, peppers and avocado) would cost you 2$. On top of that you can have a full jar of fresh juice (coconut, blackberry, orange, carrots etc.) for just 2$50 to share. In town you have as well lots of small places that offers menu, with a soup, a glass of juice and a main plate such as Chicken with Fries, Rice and Salad for 3$50/4$.

All over the old city centre you will find lots of ladies selling “cueros”, fried pork skin, corn, and lots of sweets such as candied peanuts (garrapiñadas), corn which is delicious! Treat yourself with the candied peanuts, it usually cost between 0,50$ and 1$ and it’s to die for.

We tried as well boiled eggs that a nice lady was selling with Aji (spicy chilli sauce) and lemon. You can find anything on your way if you are hungry. Do not forget to try one of the specialities of Ecuador, the Cuy (Guinea Pig) that you can taste in La Ronda Area.

How to move around?

Quito has a great transportation system so you can do anything taking buses and their “metro”. You can cross the city for only 0,25$. It is pretty safe, but obviously, be careful with your belongings. They have lots of taxis if you need to reach faster your destination or you have lots of suitcases.

What else to do around Quito?

From Quito, you can reach the Ciudad Mitad del Mundo, the exact half of the world point. It will take at least 1h30 from the old city centre by bus, costing you about 1$. The bus will leave you in front of the entrance of the Mitad del Mundo Monument.

 

Different but interesting for nature lovers, Ecuador has some amazing flowers, more specifically roses. In the North and South of Quito you will be able to visit rose’s plantations and farms. Most of them are in Otavalo but you will find plenty in the region of Cotopatxi just an hour and a half away from Quito.

From Quito you can easily go to the second highest Volcano of the World, the famous Cotopaxi, where beautiful landscapes, birds, and wild horses will be awaiting. There´s a famous road called the Avenue of the 14 volcanos since going towards Cotopaxi you will see lots of them. Take the train for an authentic experience. If you don´t have your own car, you will have to hire a guide which costs in low season 20$ per person including the entrance of the Cotopaxi Park. Once you reach the lower part of the Volcano, you are invited for a hike of an hour to reach the 1st Refuge at 4850m. Depending on when you go hiking, you could climb and reach the top. In June 2017, this part is closed due to tourists going out of the recommended way and creating an avalanche. Highly recommended, keep in mind if you are not used of high altitude that you may be a little tired. No worries, at the Refuge you can get Coca Tea to get energy, Warm Chocolate, Snacks and soups.

 

Another beauty reachable from Quito would be The Quilotoa Lagoon. The recommendation is to leave Quito very early since you’ll have at least 3 to 4h of bus to reach the town of Quilotoa. From there you have various treks, but if you are going for the day, you can reach the lagoon taking the way down. It takes about 30min. At the lagoon, you can get a canoe to enjoy the water, go for a walk along the lagoon, or just enjoy for a minute the amazing scenery. Going back up will take you an hour at least, since it is really ascending a LOT, and that the height can make you feel a little tired. In the village of Quilotoa, you’ll be able to spend the night as well of you don’t want to return to Quito. The Lagoon Area is open from 7AM to 5PM. You can definitely contract a tour from Quito, but this is always cheaper to discover by yourself the area. If you need more info, send us a message and we can give you tips depending on where you are spending the night (Latacunga, Quito, etc).

Quito is a lovely city, which can be easily visited in a short time, so if you need more tips or contacts, get in touch with us!

El eje cafetero, mucho mas que cafe…

El pueblito de Jardin…

Cogimos de nuevo la ruta, esta vez dirección hacia eje cafetero.

Dejamos la ciudad de Medellín atrás y llegamos a Jardín tras haber pasado 3 horas en una buseta de estas que rezas a cada segundo a dios para que no nos estrellemos.

Nuestra Finca, donde estaremos una semana para ayudar a los dueños a crear una Página web, se encuentra a 6km del mismo pueblo de Jardín, perdida entre montanas, plantaciones de bananas, plantaciones de café y donde se llega solamente por una camino sinuoso de montaña. Para llegar, nuestro anfitrión nos aconseja coger el “transporte público”.

Preguntamos en la misma terminal de buses donde se coge el bus para Morro Amarillo, la área donde teníamos que ir. De repente nos enseña una Jeep, lleno de gente por los cuatros costados donde tratamos tan bien que mal de sentar la mitad de nuestros culetes adentro. Y así, empiezan unos 20 minutos de subida en la montana, entre bananos, en un caminito de tierra mojado por la lluvia que recién había caído.

Patio Bonito es el nombre de la Finca, y es una verdadera joya entre medio de este un paisaje ya precioso. Muy cuidadito, con muchas flores y arboles de frutas varias, nuestro anfitrión, Juan, nos recibe como si llegábamos de vuelta a casa.

Este lugar es la casa de un millón de pájaros que puedes alcanzar a ver con mucha paciencia y con ojos en todas partes. De hecho empezamos a tener una gran afición por estos mismos. Paseando por los caminos y las plantaciones, andamos con los ojos levantados hacia los arboles para no perdernos un pájaro con colores espectaculares que seguramente, jamás encontraremos de vuelta en casa.

El mejor momento para verlos es bien temprano por la mañana. Entonces decidimos levantarnos a las 6 y asistimos a un espectáculo en un teatro bien especial. La escena? El valle tan bonito con sus montanas, sus plantaciones y sus flores. Nuestros asientos? Los mejores…frente a este escenario mágico del amanecer, y a la casita de pájaros donde pusimos bananos y tomates de árbol. Con todo listo, comienza un interminable baile de pajaritos de colores; rojos, naranjas intensos como el fuego, verdes turquesa, azules eléctricos, amarillos deslumbrantes, algunos pequeños, algunos mas grandecitos. Todos, preciosísimos, volando entre los árboles, las flores y la casita de comida. Todos cantan, de hecho es lo único que se escucha en todo el valle, aparte de Gallo que despierta a los trabajadores que empezaran su día en las plantaciones de café, bananos y plátanos.

 

Acá, en Morro Amarillo, distrito de Jardín, se encuentran plantaciones de banano en su mayoría y algunos de café. El vecino de Juan, nos enseña con mucho gusto su pequeña producción casera, para que veamos el proceso de más cerca.

 

La elaboración del café…

Primero de todo, por si desconocían como nosotros hasta ese momento, la fruta del árbol de café se parece a una cerecita. Es una bolita roja. Estas cerecitas se recogen. Algunos campesinos son afortunados, y tienen maquinas a motor para poder procesar el café. Algunos otros, lo hacen manualmente y representa un trabajo colosal. Se saca la cobertura roja, para luego así, obtener la “almendra” de café, recubierta con lo que llaman “la miel”.

En esta etapa del proceso, el café es de color blanco, y a su vez está recubierta de una capa dulce con textura parecida a la uva que recubre la almendra, que es la que mencionamos recién. A partir de ahí, se lava esta almendra con agua para quitarle esta “miel”, y se seca en un secador, que es una cama de malla, de tela mosquitera, en lugar tapado con plástico con similitud a un invernadero.

Este amabilísimo vecino, artista en el proceso del café, nos mostro también algunas “almendras con miel” (el grano blanco sin lavar) secándose, pero en un lugar aparte. Esto, se debe a parte de un experimento, dado que unos coreanos, que exportan su producción a Corea, quieren probar de dejar secar el café con esta parte dulce para ver que sabor tiene, y ver si pueden encontrar la mejor combinación, para un café único.

Siguiendo con el proceso normal, el grano de café una vez seco, esta almendrita, toma el nombre de “pergamino” que sigue teniendo este color blanco. Ahora pasa a otro paso de este proceso, donde se le quita entonces el “cusco”, una finísima piel que cubre la almendra seca. Luego llega el momento de su secado, pero en este caso, no tuvimos la oportunidad de verlo “in sutu”, ya que nuestro vecino terceriza esta etapa, ya que no posee un tostador, un horno bastante costoso y que se justifica tener cuando uno produce mucha cantidad de esta delicia, el café.…

Nos conto también, que el mejor café que se produce en Colombia, se exporta por supuesto, y que lo peor de la producción, es lo que uno suele tomar en los cafés de la ciudad. Este “café malo” se llama “pasilla”, y es, literalmente, la cascara roja que les contábamos al principio, mezclado con los granos que no sirven ni para primera, ni segunda y casi, ni para tercera calidad de café.

Después de conocer esta información, nosotros, que habíamos tomado un café en la plaza del pueblo, asumiendo que estábamos tomando un café buenísimo, y que era en realidad todo lo contrario a un buen café, técnicamente hablando, fue una gran desilusión. Igualmente para los que no saben reconocer un “buen café” de un “café malo”… este “detalle” pasa desapercibido.

Aunque, deberíamos haberlo sospechado. Acá en la plaza del pueblo, en cualquiera de la gran cantidad de barcitos que uno puede encontrar, un “tinto”, que no es un “café expreso” de maquina moderna como solemos ver sino, que es un café de filtro, que claro está, no podría ser de otra manera, ya que pagamos por el 700 pesos colombianos , lo que se traduce, en unos 0,20€! Hahahhahaha

Otro hecho que nos pareció curioso, fue el siguiente… 

 

Vino de pulpa de café!

Hacer vino de café no es algo corriente. De hecho, viene de una intención de los agricultores de hacer algo con la pulpa de café. Esta, se recoge, para hacer abono para las plantas, o, en un caso muy particular, se hace también “vino de café”. Si, vino, dado que (presta atención a este dato)… en Colombia, se producen más de 2.640.000 toneladas de este “desecho” al año. Si!… Son dos millones de toneladas en solo un año! No es un error.

Después de algunas investigaciones, encontraron una manera de utilizar esta parte del café. Este señor le dio el nombre a su producto de “Endraba”, que sindica en idioma indígena de la zona de las cristinas “Fluido esencial”, una manera de rendir homenaje a la comunidad local y al eje cafetero.

Mismo proceso que el vino de uvas, la pulpa de café, no se tira, sino que se prensa, se añade levadura para la fermentación y se deja “hacerse”, por un periodo de unos 2 años, como mínimo. El vino que probamos tenía 10 anos. Es un pelín fuerte, frutal, no estaba mal.

 

Vivir la vida de campesino paisa…

Tras coger 5 autobuses y pasar el día viajando, llegamos a Buenavista. Pueblo tranquilisimo a 1400m de altitud donde se encuentran muchas fincas cafeteras, y plantaciones de bananos y plátanos.

Tuvimos la suerte de vivir la vida de los campesinos cafeteros por algunos días con una familia que como muchas otras aquí en Colombia vivieron muchas tristezas.

Todo empieza en el año 1958. Don Leo tenía 7 años. Solo fue a la escuela unos pocos días, y luego lo enviaron a la montaña a recoger café. Pero si aprendió un poquito a leer y escribir. El recolectaba café todo el día. A los 10 años, rodeado de unos 150 trabajadores del campo, aprendió a beber aguardiente, cerveza, vino, a fumar tabaco, marihuana, aunque comenta que cocaína no, porque en ese entonces no se conocía.

Tiene todo los vicios que le enseñaron los “supuestos adultos”. Y a los 12 añitos, era llevado por sus “colegas” del trabajo a los “locales nocturnos”.

Confiesa que eran muy pobres pero felices, porque los dueños de las fincas cafeteras donde trabaja acogen los trabajadores como si fuesen parte de sus familias.

En 1976, ocurre un hecho mundial que cambia la historia de Colombia, y la de todos los caficultores. Esta situación es la pérdida total de todas las plantaciones de café de varios países latinoamericanos, especialmente Brasil, que era el mayor productor de café del mundo, excepto, Colombia. Esto genera que el precio del café se dispare drásticamente, y su precio se multiplique por 10, en pocos más de 10 días. El café ahora, se disputa como subasta, y como si del mismo oro se tratase.

Este acontecimiento es aprovechado por varias partes. Por un lado, el gobierno que aprovecha para aumentar todos los precios en general; ropa, gasolina, comida, luz, tasas etc. Pero, algo no cambia… El salario de los trabajadores del café. Lo que genera una desigualdad social inmensa en la sociedad colombiana.

Y por otro lado, los que no podían faltar… La guerrilla. Estos aprovechan también esta situación y encuentran la oportunidad de reclutar a los jóvenes del campo, mayoritariamente entre 13 y 15 años, para supuestamente luchar contra el gobierno en defensa de los campesinos, cuando la guerrilla misma, era ya un enemigo de los campesinos. Viendo el engaño del objetivo de “la causa”, los campesinos deciden dejar de unirse a la guerrilla.

Lo que provoca que ésta, ahora por la fuerza, a través de secuestros o amenazas, se lleven los jóvenes de igual manera, donde también se llevaban las niñas, que si tenían la “mala suerte” de ser bonitas, eran utilizadas como amantes de los grandes jefes guerrilleros, y si no, eran violadas innumerables veces por estas lacras.

Esto, hace que miles de padres y abuelos recogieran sus cosas, y a veces ni eso, y dejaran sus casas para marcharse a las grandes ciudades, o en los mejores casos si su situación económica les permitía, a otros países, para evitar de este modo, que los guerrilleros les arrebataran sus niños.

Como es de imaginar, los abuelos vendían sus fincas, muchas veces forzados por auxiliares criminales de la misma guerrilla, a precios miserablemente ridículos, y en algunos casos casi por nada. Y así, una a una, lo mismo sucedía con las fincas vecinas.

Estos líderes criminales lo que hacían luego era que tumbaban las fincas, unían estas, y así las transformaban en haciendas, es decir, en fincas gigantes, muy lujosas, y, lejos de estas, aunque en la misma hacienda, construirán uno edificios muy grandes donde ponían a los trabajadores, sin cama, sin baños, sin aseos, muchas veces durmiendo solo sobre las mismas bolsas donde recolectaban el cafe, y a veces sobre los mismos suelos de tierra, comiendo basura, siendo humillados más y más cada día.

Otra situación vuelve a generarse entonces, y es el desplazamiento de muchos de estos trabajadores del campo. En el caso de Don Leo, fue desplazado a la Sierra Nevada de Santa Marta, a una plantación gigante de marihuana.

Pero esto no iba a quedarse solo ahí. La violencia llegó a las montañas, dada por el auge del consumo de esta hierba, que en su mayoría era exportada a Estados Unidos, y que el narcoterrorismo producía.

Otra vez, el desplazamiento hace su juego. Ahora, el destino de Don Leo es hacia la frontera entre Brasil y Colombia, puntualmente a Puerto Nariño, a una plantación de coca, inmensa, que cubría montañas.

La situación era más que peligrosa dado el acecho del ejército que en muchos casos donde detectaba movimientos en la zonas, bombardeaba indiscriminadamente estas plantaciones. Pero Don Leo no era un campesino más, él, era alguien que sabia que tenía que dejar aquello, siendo inteligente, y aprendiendo y siendo el mejor entre los suyos.

Durante el día recolectaba la hoja de coca, y por las tardes-noches, visitaba al químico que elaboraba el producto deseado por los narcoterroristas, en muchos casos, con una celosa incomodad que intentaba desertar a Don Leo de sus “visitas”.

Con el pasar de los días, Don Leo rápidamente aprendió este proceso, que una tarde, tras la enfermedad de fiebre amarilla del quimo, tuvo que asistir a éste para poder terminar el trabajo. Hasta que un día, con el químico ya en cama esperando la muerte por su enfermedad, Don leo, ocupó su puesto, convirtiéndose indeseadamente,  en el químico encargado de elaborar la cocaína.

Dado su nuevo puesto, y llegado el momento de recibir su primera paga, Don Leo recibe por primera vez la increíble suma de 80.000 pesos, dinero que confiesa, no había visto junto jamás en su vida.

Don Leo era (y es) inteligente e inmediatamente sabía lo que tenía que hacer si quería seguir con vida. En este negocio, si no te mataban los mismos narcotraficantes, lo hacía la policía o en sus mejores casos, terminabas preso.

Así que en la tarde tomó la mejor decisión de su vida. Esa mismísima noche, escapó con su dinero en el bolsillo, hacia una vida mejor lejos de la guerrilla, de los vicios, y los narcotraficantes.  Tras 5 días caminando por las montañas, con tan solo una botella de agua panela, Don Leo encuentra una casa donde le brindan ayuda.

Con ese dinero, Don Leo vuelve al Quindío, donde abre una pequeñísima tiendita. Como dice él, con la ayuda del Dios del cielo y la de su señora, su negocio creció y creció, convirtiéndose en el mayor negocio de la zona.

Esto le permite entonces, después de hablar con su familia, cumplir el sueño de su vida. Comprar su propia finca cafetera, construir una bonita casa, para así poder mostrarle a toda Colombia que no es necesario humillar a nadie, ni denigrar a nadie, para lograr llevar un negocio adelante, esto, sin tener que hacer a los trabajadores vivir de manera inhumana, porque que los trabajadores merecen respeto, amor, igualdad de condiciones.

Tal es así, que hoy en día, en su Finca, todos los trabajadores duermen en una habitación privada, con baño privado, comen todos la misma comida igual que él y su familia,  todos juntos, como una familia. Se habla, se comparte, se vive, se aprende todo como dentro de una familia grande, y ese, es el verdadero espíritu del campesino.

Un espíritu que hemos tenido la gran suerte de vivir. Y no solo esto, sino del exquisito y minucioso proceso del mejor café del mundo que produce esta gran finca llena de café, cacao, bananos, plátanos, guayabas, guanábanas, naranjas, mandarinas, ananás, y un sin fin de frutas más.

Pero para descubrirlo, solo les quedan dos opciones. Una, visitar la finca realizando el tour del café donde tendrás todos los detalles de la mano del mismo Don Leo.

Su pasión, su amor, sus ganas de mostrarle al mundo lo que es ser un campesino, comprometido con sus trabajadores y el medio ambiente, no se puede describir en palabras.

Gracias a dios, lo hemos vivido durante casi dos semanas en la mejor zona del café colombiano, ubicada en Buenavista, a tan solo una hora de Armenia, en la región del Quindío.

La otra, es leer el párrafo anterior.

Este manera de “sustentar” nuestros viajes realizando “voluntariados” mientras hacemos una gran inmersión dentro de la sociedad de cada pueblo que visitamos, no solo nos da la posibilidad de aprender cosas que jamás imaginamos vivir, sino también de enriquecernos inmensamente conociendo gente de todo el mundo que han hecho que esté experiencia sea inolvidable, y de cada uno de ellos nos han aportado algo. Mientras trabajábamos traduciendo lo tours en la finca, conocimos a Luis, Frederic, Julio y Alegría, Mehmet, Mariza, Malwina entre otros.

Solo nos queda agradecerles, esperar poder volver a encontrarlos en el camino, y que sean muchos más los que contribuyan a esta experiencia inolvidable que deseamos seguir compartiendo con ustedes.

Y si desean vivir lo mismo, los invitamos a armar sus maletas, tomarse unas buenas vacaciones, y lanzarse al mundo que seguro encontrarán eso que les aportará cosas que les hagan más felices, más alegres y que seguramente jamás olvidaran.

Así que amigos… A planear vuestros próximos viajes! Acá estaremos para leer sus anécdotas.

Deliciosa Tarta Tatin de Banano y chocolate: Un clásico francés reinterpretado con un toque colombiano.

 

Deliciosa Tarta Tatin de Banana y Chocolate

Estamos actualmente en el Eje Cafetero, rodeados de plantaciones de bananas, plátanos, café, frutales y cacao. En la Finca cafetera donde nos estamos quedando en el municipio de Buenavista, Quindío, tienen 25 hectáreas de plantaciones varias. Entre otras cosas, tienen muchos bananos y hacen ellos mismos su chocolate con las pepitas de cacao que recogen de los cacaoteros. Teníamos muchas ganas de cocinar algo con estos elementos ricos que teníamos a mano: bananas super ricas, cacao casero muy sabroso, y panela tan dulce.

Decidimos hacer una deliciosa Tarta Tatin para compartir con la gente unas de las cosas mas ricas que tiene la pastelería francesa pero con los productos de la Finca: Visitando Colombia, tenia que tener un Colombian twist, así que utilizamos Panela en lugar de azúcar para hacer el caramelo, y poner en la masa quebrada. Para los que no conocen la Panela, es el azúcar que se crea con el jugo puro de la caña. Es muy parecido al azúcar moreno y se utiliza mucho para hacer refrescos, edulcorar el café y mucho mas. Las medidas de estas recetas están aproximadas, porque teníamos medios limitados y no teníamos para dosificar. Tuvimos también que cocer la tarta en una sartén, y en horno de leña. Quedo muy rica y nos encanto el toque que le dio el chocolate a la tarta (natural y con un ligero toque amargo).

  • 300 g Harina de trigo
  • 200 g Mantequilla (Usamos una parte para la masa, otra parte para el caramelo)
  • 2 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de cacao
  • un poco de agua
  • 200 g de panela (si no tienen panela, se puede usar azucar moreno o azucar blanco)
  • 4 bananas
  1. Primero de todo, hacemos la masa quebrada. En un recipiente, ponemos la harina haciendo un hoyo en el medio. Añadimos la mantequilla muy blanda en el medio. Mas blanda es, mejor se puede trabajar. Empezar a trabajar la masa para que quede mesclado y granulado.
  2. Añadir 2 yemas de huevo, y una pizca de panela (o azúcar).

  3. Trabajar la masa con un poco de agua para que quede homogénea y húmeda. Dejarla reposar mientras hacemos el caramelo.
  4. En una sartén, poner la panela (o azúcar) con un poquito de agua. Una vez que empieza  a hervir, añadir una cuchara de cacao, una cuchara de mantequilla, y una pizca de sal. Mezclar. Reservar,
  5. En un molde, poner el caramelo en el fondo.
  6. Cortar 3/4 bananas a la mitad. La cantidad de banana depende del tamaño del molde.
  7. Estirar la masa, y recubrir las bananas de esta.
  8. Poner la tarta en el horno a 180ºC durante unos 20/30min que se dore la masa.
  9. Sacar del horno y comer tibia, con un helado rico de vainilla o de coco!

Si no conoces la panela, te invitamos a conocer el proceso de elaboración en imágenes mas abajo!

Cuando llegamos a Colombia, nos ofrecían en todos los restaurantes y las casas una bebida llamada “Agua Panela”. Al principio nos preguntábamos lo que era esta panela… ¿será una fruta? ¿una especie? ¿Una planta? Hasta que descubrimos que era el azúcar de caña. La panela es el elemento indispensable en la casa de los colombianos. Con esta se edulcora el café, se hace limonada con panela, se usa para agregar a tartas, disuelto en agua cura las quemaduras del sol, etc. Aquí les ensenamos como se elabora la panela.

Bogota and its “Museo del Oro”: Cosmology and Symbolism

In this post, we´ll share with you one of the most interesting and enriching experiences we have had in relation to our “visits.” We invite you to learn about the mythical themes and symbols of some pieces from the pre-Hispanic and colonial times which are in the Museo del Oro in Bogotá, where we had an extremely short stay since we were more interested about the cultural aspect of the city rather than the city itself.

We arrived in the middle of a teacher´s strike.

On the one hand, they were fighting for a reform of the educational system, and on the other hand, shouting their exhaustion and indignation for the corruption in general that affects the educational system so much. What was surprising was the “general picture” of this situation. It was a bitter event for all Colombians, but it contrasted with the great color of their umbrellas which they were all carrying and were filling the “Plaza de Bolivar”, one of the main meeting places of this protest, with lots of life.

 

After visiting the Museum of Modern Art that exhibited works from several French and Colombians artists for the celebration of the “France-Colombia” cultural year, which disappointed us so much, we went to discover what was theoretically one of the best museums in Colombia; The Museo del Oro. Nicolás, the anthropologist guide who showed us the museum, left us speechless.

With his passionate and knowledgeable stories on the subject, he said that the pieces that this museum is holding have revealed secrets that everyone should discover, and made us understand and relate everything we had learned a few weeks ago, with the Wayuu community in the region of the Guajira. (See: One day with a family from the Wayuu Indigenous Community)

 

The work of metals…

The Pre-Hispanic Colombian indigenous communities worked a lot metals, especially gold. This is the reason of the great importance of the metals, mainly gold, which represented the strength of the sun and the divine power. They were building tools and body ornaments mostly, and every creation made by goldsmiths had a reason for being, and a very deep sense for this community.

 

The shamanism…

These pieces of ceramic, terracotta and gold that accompany this article represent the shamans. These “spiritual heads” transmitted orally the knowledge to their communities, especially the children, and they served as guide to survive in the wild. As you will see, shamans have their eyes open or closed. This shows their states of consciousness or connection with a world “beyond”.

On the first picture, the shaman chews coca leaf, used as an energizer to awaken his being, his conscience. This coca leaf has a sacred connotation in the indigenous world since it is used to raise the sensitivity of memory, acts on the central nervous system, helps maintain physical effort, contributes to improve the inter-neuronal connection and sharpens the perception (among many other benefits).

In the second, picture the shaman has the skull very elongated. When just a child, metal plates are placed around the skull so that during its growth it would take this special form, and the great volume of this skull would mean “wisdom” or “intelligence”.

 

The meaning of the objects…

All the ornaments and golden objects, shells or stones that are exposed in the Museum, gave the leaders a “second skin” that reflected their power and abilities. With these created objects, they represented daily life situations that allowed a fundamental learning on how to survive in a specific environment. As main feature … they used to wear many ornaments; Pendants, nose rings and earrings.

If the work of some pieces was impressive, their meaning was even more interesting.

A case worth mentioning for example was the “Batman”. This teaching object was of paramount importance for the shamans as it symbolized the ability to “see in the dark” like a bat, which means to see what escapes one, to understand what one does not understand, to see beyond what ordinary people can achieve to see. Those being “Batman”, although a beautiful poetic and mystical analogy, is mainly a mechanism by which the community gives a particular role to a particular individual. At present we know from the communities of the Sierra Nevada of Santa Marta that the bats are the men who are in charge of looking for in the night (the unknown) new answers or “lights” that help the community to survive.

The “Jaguar man” symbolizes strength, agility of body and mind. Shamans wearing feline ornaments were feared by others. This feline is the most feared predator of these lands, extremely aggressive, fast (reaches 60 km / h climbing a tree much better than a monkey and has an incredible biting strength). The shamans who wore these ornaments were protecting their people, and avenging themselves terribly on their enemies.

 

Tell me what kind of objects belongs to you and I´ll tell you who you are…

Pre-Hispanic adornments and objects, on the one hand defined the cultures of each community, and on the other, there are pieces that describe several of these cultures meeting each other. They represented the barter they made, “giving” some of their culture, to receive the culture of the other. That is called, exchanging objects, trading for them. That’s why these museum pieces are so important. They reflect Colombian culture, and help understand how indigenous civilizations were constructed and adapted in Colombia.

 

Although already speaking in a more recent timeline, a “funny” anecdote illustrating the encounter of two cultures through its symbols was the meeting of Colombian President Andres Pastrana and Pope John Paul II in 1999 at the Vatican.

The Pope’s gift to Andres Pastrana as a symbol of the Catholic religion and peace, was an image of the Virgin Mary . And Pastrana, gave an object called “Poporo” to the Pope. Intrigued, the Pope asked him what kind of object that was. The Colombian president, ordered by his diplomatic team, could not answer “truly” the question and did not give a proper answer. The Poporo, was a container used by the natives for the mambeo of the coca leaves during religious ceremonies. People in general do not know what it is, or have a misconception of its use, and it is always associated with coca as a drug. This conception that arises from a great ignorance in general in the good sense of the word, since the use of it, dates from 300 years before Christ and is a main feature of the Colombian culture. In fact, in the indigenous communities, it was an element that was given to the young people, as a symbol of maturity, as it required a big responsibility in its use. The Poporo was seen as an honor and it was a symbol of identity. Unfortunately, this fundamental piece in Colombian culture is related negatively through its misinterpretations nowadays with “one” of its uses, when these have been multiple.

 

The ceremony of the Golden One …

We ended this most interesting visit in the “offering room”. Only two minutes were enough to transport us to the “beyond.” A dark place, where everyone sits around a circle of transparent glass in the middle of the floor revealing small objects and gold ornaments, symbols of the religion of pre-Hispanic natives. Meanwhile, we are cherished by ancient songs and indigenous music, to revive the ceremony of the Offering called the ceremony of the Golden One … Nicholas, our great guide, for a moment became the “shaman” and “heavenly master” directing this offering to restore the balance of the world as they were doing it back in this time. We felt that he was almost in trance to illustrate with truthfulness the state in which the shamans were in these ceremonies, with which, we ended up living one of the most amazing and unexpected experiences of this visit, and that surely, we will never forget.

For us, it is a subject that we would like to be able to pass on to you with thousands of more astonishing details, but we are not prepared for such a task, that takes years of research and study, and there are so many people prepared to do it, like our guide Nicolás, whom we have renamed in… The great Nicholas.

We invite you to visit museums, to live the history in a different way, to understand the roots of the culture you are going to discover. We are more than grateful to have been able to visit this little piece of beautiful history that connects America, with Hispanics, its before and after the colonization, its dazzling stories, and the most compelling stories we could find.

For now, we leave you to continue discovering these “jewels” that this amazing trip is offering us, and that we like so much to share with you. So dear friends and followers, we invite you to comment if you wish, to subscribe to our blog, to follow us on our social networks …

In the meantime, we keep on writing for you.

To all of you; Thank you so much!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bogotá y su Museo del Oro: Cosmología y Simbolismo

En este post, tal vez, compartamos con ustedes una de las experiencias más interesantes y enriquecedoras que hemos vivido en relación a “visitas”. Los invitamos a conocer los temas míticos y la simbología de algunas piezas de la época prehispánica y colonial que se encuentran en el Museo del Oro en Bogotá, donde pensábamos hacer una visita fugaz, interesándonos mayoritariamente en su aspecto cultural ya que la ciudad en si no nos fascinaba demasiado.

 

Llegamos en plena manifestación de maestros. ..

Ellos, por un lado, peleaban por una reforma del sistema educativo, y por otro, gritaban su agotamiento e indignación por la corrupción en general que tanto afecta al sistema educativo. Lo sorprendente era la “fotografía general” de esta situación. Un acontecimiento amargo para todos los colombianos, pero, que contrastaba con el gran colorido de sus paraguas de vivos colores que todos llevaban y que llenaban de “vida” la plaza de Bolívar, uno de los principales punto de reunión de esta protesta.

 

Tras visitar el Museo de Arte Moderno que exponía obras de varios artistas franceses como colombianos, motivo de la celebración del Año cultural “Francia-Colombia” y que nos decepciono muchísimo, fuimos a descubrir lo que teóricamente era unos de los mejores museos de Colombia, el Museo del Oro. Nicolás, el guía antropólogo que nos hizo la guía de la visita, nos dejo alucinados.

Tras sus relatos cargados de pasión y de muchísimo conocimiento sobre el tema, contaba que las piezas con las que cuenta este museo revelan secretos que uno no puede dejar de conocer, y nos hizo entender y relacionar todo lo que habíamos aprendido unas semanas atrás, con y de los Wayuu en la región de la Guajira. (Ver: “Un día con una familia Wayuu“)

 

El trabajo de los metales…

Las comunidades indígenas de la Colombia Prehispánica trabajaban mucho los metales, sobre todo el oro. De la gran importancia de los metales, principalmente el oro representaba la fuerza del sol y el poder divino. Con este, confeccionaban herramientas y ornamentos corporales en su mayoría, y cada creación realizada por los orfebres tenía una razón de ser, y un sentido muy profundo para esta comunidad.

 

El chamanismo…

Estas piezas que ven, de cerámica, terracota y oro que acompañan este artículo, representan los chamanes. Estos “Jefes espirituales” transmitían oralmente el conocimiento a los suyos, sobre todo a los niños, ya que le servían de guía para poder sobrevivir en plena naturaleza o selva.  Como verán, los chamanes tienen los ojos abiertos o cerrados, para describir sus estados de consciencia o de conexión con un mundo del “más allá”.

En la primera foto, el chaman mastica hoja de coca, usado como energizante para despertar su ser, su conciencia. Ésta, la hoja de coca, tiene una connotación sagrada en el mundo indígena, es utilizada para elevar la sensibilidad de la memoria, actúa sobre el sistema nervioso central, ayuda a mantener el esfuerzo físico, contribuye a mejorar la conexión inter-neuronal y así se agudiza la percepción, entre otros muchos beneficios.

En la segunda foto, el chaman tiene el cráneo muy alargado. De pequeño, les ponían unas placas de metal alrededor del cráneo para que durante su crecimiento tomase esta forma especial, donde el gran volumen de este cráneo, significaría, representaría, “sabiduría”, “inteligencia”.

 

El significado de los objetos…

Todos los adornos y objetos de oro, de conchas o piedras que están expuestos en el Museo, daban a los líderes una “segunda piel” que reflejaba su poder y habilidades. Como característica principal… solían vestir muchos adornos; colgantes, narigueras y pendientes.

Algunas piezas son realmente impresionantes por el trabajo que representan y por su significado. Con estos objetos creados representaban situaciones de la vida que permitían un aprendizaje fundamental para la supervivencia en este entorno.

Un caso digno de destacar por ejemplo era el “Hombre-Murciélago”. Este objeto de enseñanza para los chamanes era de suma importancia ya que simbolizaba la capacidad de “ver en la obscuridad” como el murciélago, es decir, ver lo que a uno le escapa, entender lo que uno no entiende, ver mas allá de lo que la gente común puede alcanzar a ver. Así el ser “Hombre-Murciélago”, aunque es una hermosa analogía poética y mística, principalmente es un mecanismo por el cual la comunidad otorga un rol determinado a un individuo particular. En la actualidad sabemos por las comunidades de la Sierra Nevada de Santa Marta que los hombres murciélagos son quienes se encargan de buscar en la noche (lo desconocido) nuevas respuestas o “luces” que ayuden a la comunidad a sobrevivir.

El “hombre-Jaguar”, a su vez, simboliza la fuerza, la agilidad de cuerpo y la mente. Los chamanes que portaban adornos felinos eran temidos por los demás. Este felino, es el predador más temido de estas tierras, sumamente agresivo, veloz (alcanza los 60 km/h trepando un árbol mucho más que un mono por lo que es su alimento más preciado, y con una fuerza en su mordedura como ninguno). Los chamanes que llevaban estos adornos protegían a su gente, y se vengaban terriblemente de sus enemigos.

 

Dime que objetos tienes y te dire quien eres…

Los adornos y objetos prehispánicos, por un lado definen las culturas de cada comunidad, y por otro, existen piezas que describen varias de estas culturas en el momento del encuentro entre ellas. Esas, representaban el trueque que ellos hacían, “dando” un poco de la cultura de uno, para recibir la cultura del otro. Es decir, intercambiando objetos. Por eso estas piezas del museo son tan importantes. Reflejan la cultura colombiana, y ayudan a entender cómo se construyeron y adaptaron las civilizaciones indígenas en Colombia.

Aunque ya hablando en una línea temporal más actual, una anécdota “graciosa” ilustrando el encuentro de dos culturas a través de sus símbolos fue el encuentro del presidente colombiano Andrés Pastrana y del Papa Juan Pablo II en 1999 en el Vaticano.

El papa regalo como símbolo de la religión católica y de paz una imagen de la virgen María a Andrés Pastrana. Y este, hizo entrega de un objetó llamado “Poporo”.  Intrigado, el Papa le pregunto que era este objetó. Y el presidente colombiano, no pudo responder “abiertamente” ordenado por su diplomacia, por lo que, no hubo repuestas.

El poporo, era un recipiente utilizado por los indígenas para el mambeo de las hojas de coca durante ceremonias religiosas. La gente en general no sabe lo que es, o tiene una concepción errónea de su uso, siempre asociado a la coca como droga. Concepción que surge de una gran ignorancia en general en el buen sentido de la palabra, dado que este uso, es una característica principal de la cultura colombiana de hace muchísimos años, ya que este elemento, era usado desde hace unos 300 años antes de Cristo. De hecho, en la comunidades indígenas, era un elemento que era entregado a los jóvenes de una edad avanzada, como símbolo de madures, puesto que requería de una gran responsabilidad en su uso. Significando un honor, además de ser un símbolo de identidad. Lamentablemente, esta pieza fundamental en la cultura colombiana es relaciona negativamente a través de sus malas interpretaciones hoy en día con “uno” de sus usos, cuando estos han sido múltiples y de un valor positivo e identitario único para esta gran cultura colombiana.

 

La Ceremonia del Dorado…

Terminamos esta más que interesantísima visita en la sala de ofrendas. Solo dos minutos bastaron para transportarnos al “más allá”. Un lugar oscuro, donde todos se sientan alrededor de un círculo de cristal transparente en el medio del suelo dejando entrever pequeños objetos y adornos de oro, símbolos de la religión de los indígenas prehispánicos. Mientras tanto, somos acariciados por antiguos cantos y música indígena, para revivir la ceremonia de la Ofrenda llamada ceremonia del Dorado… Nicolás, nuestro gran guía, en un momento se transformo en el “chaman” y maestro celestial dirigiendo esta ofrenda para restaurar el equilibrio del mundo como lo hacían aquellos tiempos. Sentíamos que estábamos casi en transe para ilustrar con veracidad el estado en el cual se encontraban los chamanes en dichas ceremonias, con lo cual, terminábamos de vivir una de las experiencias más alucinantes e inesperadas de esta visita, y que con seguridad, jamás en la viva olvidaremos.

 

Para nosotros es un tema del cual nos gustaría poder transmitirles miles de detalles más sumamente asombrosos de este increíble Museo del Oro y de lo que cuenta de esta parte de la historia de este lado del mundo, pero, no estamos preparados para semejante tarea, que lleva años de investigaciones y de estudios, y para la cual hay tantísima gente preparada para hacerlo, como nuestro guía Nicolás, al que hemos renombrado en “Sudamérica Mon Amour”… El gran Nicolás.

Solamente, si nos permiten, queremos invitarlos que se acerquen a los museos, que vivan la historia de una manera diferente, tomando contacto con las raíces más profundas y desconocidas, o mal interpretadas, que estas grandes organizaciones tienen para contarnos. Nosotros, por nuestro lado, estamos más que satisfechos y enormemente agradecidos de haber podido visitar este pedacito de bella historia que conecta a América, con la hispanidad, su antes y después, sus deslumbrantes historias, y los relatos mas atrapantes que podíamos encontrar.

Y esto, no queda acá. Al día siguiente, visitamos el Museo de la Republica, un predio donde se encuentran cuatro museos, entre ellos. El Museo Botero, y el de La Moneda. Tan especial e interesante como el del Oro, de hecho, es una extensión de este.

Pero esto… tal vez, se lo contaremos en otro post.

De momento, los dejamos para poder seguir descubriendo estas “joyas” que este gran viaje nos está regalando, y que con muchísima ilusión queremos compartir con ustedes.

Así que estimados amigos y seguidores, los invitamos a que comenten si lo desean, que se suscriban a nuestro blog, que nos sigan en nuestras redes sociales… Mientras tanto, nos ponemos a seguir escribiendo para ustedes.

A todos ustedes; gracias por estar ahí!

 

La herencia colonial baña la región de Santander

Desde San Gil, region de Santander, puedes ir muy fácilmente hasta Barichara, Guane, Curi y muchos pueblitos coloniales muy bonitos en los alrededores, todos influenciados en sus construcciones, gastronomía y costumbres por las afluencias de inmigrantes españoles, alemanes, daneses, ingleses, irlandeses, y judíos que vinieron al final del siglo XIX. En dialecto Guane, Barichara significa “lugar para el descanso”.

Nos enamoramos de este pueblito. El más bonito que descubrimos desde el comienzo de nuestro viaje. Ahora entendemos porque, este pueblo, que se levanta sobre piedra, forma parte del patrimonio nacional de Colombia desde el 78. Pequeño guiño a nuestros amigos andaluces, el pueblo colonial se construyó a la manera andaluza: casas de paredes blancas, puertas y ventanas de madera pintadas o madera natural, que dejan entrever unos patios frescos preciosos con plantas, suelos de cerámicas y luces cálidas.

El pueblo cuenta con unos 8000 habitantes, que viven todos con puertas abiertas, como si de una familia grande se tratase, y siempre sonriéndose unos a otros.

Uno pasea, para arriba, para abajo por sus singulares calles de piedra y todo luce limpio, arreglado, bonito. 

Pasamos una semana en Barichara, en la casa de Yhulan, una serena mujer apasionada de la cocina y del yoga. Como todo los habitantes, tiene una casa gigante, de estilo colonial, con mucha madera, un patio grande en el medio de la casa a cielo abierto donde vuelan pájaros que han hecho de este precioso espacio su casa también. Ella nos daba clases de yoga todos los días y nos preparaba platos vegetarianos deliciosos para hacernos descubrir su mundo mientras íbamos visitando el pueblo.

Acá puedes visitar el cementerio, uno muy particular, este, está conformado por lapidas exclusivamente talladas en piedras diseñadas con detalles en referencia al difunto, sus gustos, sus hobbies, que lo hace único.

También, perdiéndote por sus calles, puedes descubrir varias iglesias, talleres como los de cerámica, encuadernación artesanal, de igual manera que el de velas, música, o alguna posada con una galería de arte en sus pintorescos patios, o por ejemplo el taller de papel.

En este hicimos una visita y un mini taller de confección de papel de fique. Es un proceso artesanal súper interesante sabiendo que el papel se hace a partir de hojas de plantas de fique, pina, marihuana, coca u otras plantas.

Desde Barichara se puede llegar a Guane, un pueblo más pequeño aun, yendo a pie por el camino real. Un paseo de 2 horas fantástico y muy bello en plena naturaleza que enmarca la obra del colonizador alemán Geo Von Lengerke. En el siglo XIX, este expedicionario determino el nacimiento de la ingeniera y la arquitectura en esta zona del departamento.

 

 

 

CONSEJOS VIAJEROS

Al lado del mercado cerrado de la ciudad, encontraras el ‘Terminalito’ donde salen los buses para aquellos pueblos. Cuestan una media de 4500 pesos el viaje por persona. Todos los pueblos se encuentran a una media de 30 a 45min de San gil. Es una zona propicia a los deportes extremos de todo género, y rebosa de tesoros naturales. Puedes hacer bicicleta de montaña, kayaking, canoying, tirolinas, rapel en cascadas, escalada, paragliding, parapenting, saltar de puentes… y la lista jamás se termina.

Los hostales, hoteles, y policías de turismo pueden indicarte los mejores lugares para tener experiencias únicas en la zona.

Los precios de estas actividades en general son un pelin caros, pero vale la pena hacer una y tener un inolvidable recuerdo de esta hermosísima zona de Colombia.

Los viajeros interesados en asuntos culturales pueden visitar el museo paleontológico en Guane, Galerias de arte, visitar a maestros tejedores en Guane.

The colonial heritage bathes Santander Department

From San Gil, you can go very easily to Barichara, Guane, Curi and many beautiful colonial towns in the surroundings, all influenced in their constructions, gastronomy and customs by the influx of Spanish, German, Danish, English, Irish, and Jewish immigrants who came at the end of the 19th century.

In Guane’s dialect, Barichara means ‘place to have rest’. We felt in love with this small town. The nicest one we had seen so far since we started our trip.

No wonder why this town, which rise above stones, is part of the national Colombian patrimony since 1978. Little winkle to our friends from Andalusia, this colonial village has been built following the andalusian way: houses with white walls, wooden doors and windows painted or plain, which let you glimpse beautiful fresh patios with plants, ceramic floors and warm lights.

 

Barichara has 8000 inhabitants, living with their doors open like one and only big family always with a smile on their face.

 

We spent a week in Barichara, in the beautiful colonial house of  Yhulan, a peaceful woman. Passionate about food and yoga, she gave us daily yoga clases and prepared us some delicious vegetarian meals to make us discover her world. Her house is, like all houses in this town inside but open to the outside. The patio is the living room, bathrooms are completely open sky, birds are flying in the house, the atmosphere is cozy and singular.

Here you can visit the particular cemetery; it is made up of stone carvings exclusively designed with details in reference to the deceased, their tastes, and that makes it unique (dogs, music instruments, characters…)

Also, getting lost on its streets, you can discover several churches, workshops such as ceramics, handmade binding, as well as candles, music, or Guest house with an art gallery in its picturesque courtyards, or a paper workshop. We visited it and a mini workshop of garment paper making. It is an interesting craft process knowing that the paper is made from leaves of pitch, pine, marijuana, coca or other plants.

From Barichara you can reach Guane, an even smaller town, walking on the ‘camino real’. A fantastic and very beautiful 2 hours walk in the middle of nature which displays the work of German settler Geo Von Lengerke. In the 19th century this leader of expeditions determined the birth of engineering and archtecture in this area of the Provincial Department of Santander.

 

TRAVELERS TIPS 

Next to the market, you will find the ‘Terminalito’ where buses leave for those towns. They cost an average of 4500 pesos the trip per person. All villages are at an average of 30 to 45 minutes from San gil.

It is an area conducive to extreme sports of all kinds, and overflows with natural treasures. You can do mountain biking, kayaking, canyoning, zip lines, rappelling in waterfalls, climbing, paragliding, parapenting, jumping off bridges … and this is a never ending list.

The hostels, hotels, and police can point you to the best places to have unique experiences in the area. The prices of these activities in general are a bit expensive, but it is worth making one and having an unforgettable memory of this beautiful area of ​​Colombia.

Travelers interested in cultural activities can visit the paleontological museum in Guane, art galleries, visit master weavers in Guane and many other interesting workshop.