Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram

Blog de viajes por sudamerica

Primeras palabras desde Cartagena

Primeras palabras desde Cartagena

Llegamos a Cartagena, Colombia.

Esta ciudad que fué fundada en 1.533 por Pedro de Heredia,  un conquistador español, cuenta hoy con más de 1.200.000 habitantes.

Habíamos decidido quedarnos cerca del aeropuerto para irnos más para el lado de Riohacha, en la zona de la Guajira al día siguiente, ya que los pronósticos meteorológicos daban lluvia y tormentas en Cartagena durante diez días (totalmente erróneos, el sol estaba a tope).

Llegamos al barrio Daniel Lemaitre, que podemos describir como uno de los barrio más humilde de Cartagena, donde ni los cartageneros mismos se atrevían a cruzar. No teníamos ni idea.

Mientras nuestro taxista nos llevaba a la urbanización donde íbamos a alojarnos, anonadados, mirábamos por las ventanas y lo que veíamos eran casas deterioradas, abandonadas, perros dando vuelta comiendo de la basura, kioskos con carne expuestas al sol, y puestitos de comida callejera. De repente, nos miramos y nos reímos con cierto desconcierto, pensando “donde hemos aterrizado!”

Efectivamente, la amable señora que nos alojaba en este barrio nos recomendó simpáticamente de no pasear por la noche solos porque era peligroso y que era mejor tomar un taxi conocido para dar vueltas por la ciudad.

No hace falta decirles que al día siguiente cogimos nuestras mochilas y salimos de ahí para una zona más tranquila y segura que se llama Bocagrande, puntualmente El Laguito, un barrio con rascacielos junto a la playa.

A partir de aquí…

Mucho más relajados, empezamos a descubrir poco a poco todas las maravillosas cosas que Cartagena tiene para ofrecer.

Habíamos buscado “Sitios turisticos de Colombia” o “Colombia turistmo” y de todo lo que aparecia, nos gusto muchísimo “La Ciudad Amurallada” que es el centro histórico de Cartagena. Este, fue declarado Patrimonio Nacional de Colombia en 1959, y Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1984. Las murallas que delimitan el centro histórico son una herencia de los innumerables ataques piratas que soportó la ciudad, y hoy en día sigue literalmente dentro de esta inmensa muralla.  Paseamos por las calles coloridas y animadas, buscando la sombra de las Buganvillas y plantas que caen con aplomo de los preciosos balcones de los edificios coloniales que puedes admirar cuando levantas la mirada. El centro cuenta con varios museos, casas históricas, plazas coloniales, iglesias hechas con piedra coralina, y monumentos.

“Un hecho interesante… Colombia posee el 65% de la producción mundial de esmeraldas, y cuenta con la más grande del mundo. “ 

Cartagena tiene joyas escondidas… Detrás de estas fachadas amarillas, rosas, verdes, azules, se esconden deslumbrantes patios, con plantas, piscinas, e impresionantes salones. En la última planta de muchos de estos hay unas terrazas preciosas que merecen ser visitadas. Nosotros, subimos al del Hotel Movich, que tiene una vista espectacular de 360 grados de la ciudad. Este punto, sin duda, te convierte en testigo perfecto para contemplar los apasionantes contrastes de la arquitectura de Cartagena de Indias.

 

Explorando la cocina…

Conociéndonos, íbamos a pasar la mitad del tiempo comiendo cosas ricas. Acá en la ciudad puedes encontrar de todo. Desde el puestito callejero con arepas (panecillo de harina de maíz), empanadas, papas rellenas de huevo (de cual nos hinchamos), pasando por las cevicherías, hasta los restaurantes más lujosos. Comer en Cartagena no es barato como lo pensamos. Llegas fácilmente a pagar unos 20€ para comer algo sencillo. Entonces en lugar de seguir las recomendaciones de TripAdvisor o algo parecido,  mejor preguntar a un local, un obrero, un portero, y ellos te dirán donde se puede comer algo rico y barato. De esta manera hemos conseguido nuestro lugarcito para desayunar cerca del piso donde estábamos alojados. Un desayuno con huevos pericos (revuelto con tomates y cebolla), tostadas, arepa, zumos de una inmensa variedad de frutas, y café por tan solo 3.50€!

Después de algunos días, dejemos esta gratificante  experiencia, con destino a los paraísos salvajes de la Sierra de Santa Marta, ansiosos por descubrir los siguientes lugares.

Si te gusto este post, compártelo y síguenos en Facebook e Instagram. Si deseas recibir las próximas noticias directamente a tu correo, no dejes de unirte a este viaje…



2 thoughts on “Primeras palabras desde Cartagena”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *